Nos visitan las personas internas del Hospital Psiquiátrico de la Penitenciaría de Sevilla

Como ya sabéis, nuestras terapias no son solo útiles para pacientes de enfermedades neurológicas, con limitaciones de movilidad o discapacidad física o sensorial. Todas las personas que lo necesiten por su salud mental o sus condiciones de vida son bienvenidas a nuestra asociación. Entre este grupo se encuentran, por ejemplo, todos aquellos que residen en centros institucionales, residencias o unidades de día: para ellos una visita a nuestro centro de terapias ecuestres significa abandonar sus rutinas sedentarias y su aislamiento, entrar en contacto con la naturaleza y disfrutar de la compañía de nuestros animales.

En este sentido, entre los beneficiarios de este tipo de actividades se encuentran las personas internas del Hospital Psiquiátrico de la Penitenciaría de Sevilla, que pudieron visitarnos recientemente gracias a la financiación de una socia anónima. Para estas catorce personas, que acudieron acompañadas por el equipo técnico del hospital, preparamos una serie de actividades en plena naturaleza, pensadas para mejorar su bienestar psíquico, físico y social.

Una de las actividades fue un taller de monta, que les permitió entrar en contacto directo con el caballo y realizar actividad física, algo imprescindible en personas con una vida sedentaria. Además, pudieron practicar sus habilidades para trabajar en equipo, ya que a lo largo del taller participaron también como auxiliares ecuestres para ayudar a sus compañeros.

Complementamos esta actividad con un taller impartido por Antonia, una gran amiga de la entidad que participó como voluntaria. Durante este taller, los internos descubrieron las partes del animal y los cuidados que necesitan. Además, pudieron ponerlos en práctica, cepillarlos y acariciarlos.

También les propusimos una actividad de cuidado de la naturaleza en nuestro jardín. Preparar las macetas y arreglar las plantas y flores requiere paciencia y templanza. Para ello es preciso agudizar la capacidad de observación con el fin de comprender qué es lo más beneficioso para el cuidado de estos seres vivos. De esta manera permite desarrollar un ánimo sereno. Al final del proceso, resulta muy gratificante comprobar los resultados: un jardín hermoso para nuestro disfrute y el de otros compañeros que acudan al centro.

Preparamos para ellos estas actividades que podían ofrecerles un periodo de paz y armonía, de felicidad y disfrute en la naturaleza. Además, les servían para trabajar sus habilidades sociales y su autoestima al compartir la experiencia y colaborar con sus compañeros, sintiéndose útiles para el beneficio de los demás. Al terminar, lo celebramos merendando todos juntos.

El proceso de acercamiento al caballo

No todos los usuarios son iguales ni tienen las mismas necesidades o capacidades. Es por ello que, desde nuestra asociación, cuando proponemos terapias concretas a los pacientes, lo hacemos considerando siempre qué actividad puede ofrecerles mayor beneficio a su salud y a su bienestar general, qué pueden hacer ellos de manera independiente y qué podemos hacer nosotros para facilitar su aprovechamiento de nuestros recursos.

Por eso, nuestras terapias ecuestres no solo son actividades deportivas, psicopedagógicas o ejercicios de fisioterapia que se puedan practicar a lomos de nuestros animales. En ocasiones, los caballos pueden ser un alivio emocional, un buen compañero para mejorar la salud y el ánimo, incluso cuando los usuarios no pueden montar.

Es el caso de los pacientes neurológicos, como personas que hayan sufrido ictus o pacientes de ELA. Cuando su patología está muy avanzada, estas personas pueden desarrollar una gran rigidez muscular y limitaciones de movilidad muy graves, lo que les lleva incluso a perder la capacidad de hablar. Se trata de pacientes crónicos, con una dependencia total de sus cuidadores durante las 24 horas del día. Es por ello por lo que apenas pueden abandonar su domicilio y viven en una situación de aislamiento respecto a su entorno social, familiares, amigos y vecinos.

Acudir a nuestro centro ofrece el beneficio de estar al aire libre y en contacto con la naturaleza. Pero no solo para ellos, sino para esos cuidadores, en ocasiones sus propios familiares, que sacrifican su día a día para atender a los enfermos. Para ambos, visitar nuestras instalaciones significa compartir un momento de paz y descanso, en medio de tanto esfuerzo cotidiano.

El mayor beneficio es el que experimentan los usuarios al practicar el acercamiento al caballo. Como no gozan ya de movilidad para alcanzar el animal por sus propios medios, son nuestros fisioterapeutas quienes saben cómo tomar las manos de los pacientes y extender sus brazos de la mejor manera, para que puedan acariciarlo, sentir el calor del caballo, la textura suave de su pelaje.

Este acercamiento ante un animal tan noble y sensible como el caballo, que reacciona con docilidad ante sus emociones, es un gran alivio para los enfermos. Por primera vez en mucho tiempo, estos pacientes se encuentran ante un ser que no los juzga, que no los considera una carga. El animal se acerca a ellos con la mera voluntad de ofrecerles compañía y calor y los pacientes se sienten así confortados, invadidos por una gran serenidad.

Esta actividad es posible gracias a la ayuda que la Fundación ”la Caixa” y CajaSol otorgaron a nuestra asociación como beneficiaria de la Convocatoria Territorial Andalucía 2021.

Agradecemos el trabajo de nuestros voluntarios

La Asociación Hispalense de Terapias Ecuestres dedica todos sus esfuerzos a ofrecer las terapias y actividades al aire libre que permitan mejorar la vida de sus usuarios. Pero una asociación como esta no se compone solo de sus beneficiarios y socios, sino de todas aquellas personas que aportan su mejor energía para hacer de esta suma de voluntades una realidad palpable. Por eso, tan necesario es el trabajo de nuestros empleados, desde los fisioterapeutas a los monitores o mozos de cuadra, como la dedicación de nuestros voluntarios, a quienes queremos reconocer y homenajear con estas palabras.

El año pasado estos voluntarios nos permitieron abordar tareas esenciales en el día a día del centro como su mantenimiento y la limpieza y arreglo de los jardines. Otras personas voluntarias nos acompañan en las sesiones para garantizar la seguridad de todos los usuarios.

También merecen un especial reconocimiento los voluntarios que nos ayudan en el cuidado de los caballos. Nuestros animales son un valor esencial en la asociación, como compañeros inestimables de nuestros usuarios en el desarrollo de sus terapias. Por eso agradecemos especialmente a quienes ofrecen su tiempo como auxiliares ecuestres. Es el caso de los menores voluntarios del CIMI El Limonar de Fundación Diagrama, que quisieron aportar su esfuerzo para el bienestar de nuestros caballos.

Retomamos nuestras actividades complementarias para grupos

Desde la Asociación Hispalense de Terapias Ecuestres creemos firmemente en la necesidad de todas las personas de ejercitar al aire libre su cuerpo y sus sentidos, en todas sus dimensiones y en todo su potencial. Esta necesidad se multiplica cuando se trata de pacientes con distintas capacidades físicas, psíquicas o sensoriales, que suelen llevar una vida sedentaria en los centros, geriátricos y unidades de día.

Por eso, con el inicio del nuevo curso 2022/2023, retomamos también las actividades complementarias que ofrecemos a los grupos y que se favorecen de la ayuda que la Fundación ”la Caixa” y CajaSol otorgaron a nuestra asociación como beneficiaria de la Convocatoria Territorial Andalucía 2021.

Estas actividades están pensadas para que, mientras una parte del grupo practica las terapias ecuestres con la ayuda de nuestros monitores y fisioterapeutas, el resto pueda esperar su turno disfrutando de la naturaleza, poniendo en movimiento su cuerpo o estimulando sus sentidos.

Se trata de un conjunto de actividades diseñadas por los socios para desarrollar las capacidades de los usuarios de la asociación. Constan de varios recursos:

Un parque sensorial, en el que las personas que acudan al centro pueden explorar el terreno ejercitando el sentido del tacto. Por él pueden caminar descalzos para activar la estimulación de los pies a través de las distintas texturas dispuestas en el suelo.

El parque sensorial culmina en su parte central en una torre completamente cubierta con relieves. Tocarla les sirve para estimular la sensibilidad de las manos y los dedos y trabajar la psicomotricidad fina. Además, alcanzar el extremo superior e inferior de la torre les invita a estirar todo su cuerpo y agacharse, ejercitándolo y poniéndolo en movimiento.

Otro de los recursos con que contamos es el laberinto, un terreno con caminos señalados en el suelo por piedras, que los usuarios deben recorrer hasta encontrar la salida. Esta actividad les anima a deambular y reconocer el espacio, pero también es muy útil para fomentar el trabajo en equipo, cuando uno de los usuarios puede ayudar a alguno de sus compañeros a recorrer todo el trayecto de principio a fin.

Para preparar el contacto con nuestros caballos, en la asociación contamos con un recurso muy especial: la escultura del caballo Manolito. Esta obra reproduce la fisonomía del animal. Pero no solo es una obra de arte que ofrece gran belleza a las vistas de nuestro centro. Ante todo, es un recurso pensado para ayudar a nuestros usuarios a familiarizarse con los animales: sirve a aquellas personas que han desarrollado un miedo especial a montar a caballo. En esta escultura, que puede soportar el peso de una persona, los usuarios pueden practicar los ejercicios que más tarde realizarán a lomos del animal y, poco a poco, superar este temor. Su cola, finamente tallada en relieve, ofrece además la oportunidad de palparla para aquellas personas que necesitan trabajar la sensibilidad y movilidad de sus dedos.

Nuestra asociación, adjudicataria de la ayuda para proyectos solidarios de la Hermandad del Cerro del Águila de Sevilla

Desde hace trece años, la Hermandad del Cerro del Águila de Sevilla, a través de su Diputación de Caridad, convoca una serie de ayudas para proyectos solidarios y de acción social. Esta iniciativa es una herramienta esencial de la hermandad para cumplir con sus fines sociales, ayudando a asociaciones y entidades que enfocan sus esfuerzos en la atención a grupos desfavorecidos o con diversas condiciones que pueden repercutir en su exclusión social.

Por quinto año consecutivo, desde 2018, nuestro programa para el desarrollo de las habilidades sociolaborales de las personas con discapacidad ha sido seleccionado como adjudicatario de esta ayuda por la hermandad, junto a otras 17 propuestas. El propio Diputado de Caridad, Luis Escalona Parrilla, nos ha expresado personalmente su apoyo, convencido del beneficio que tienen nuestras terapias en la mejora de las condiciones de vida de los usuarios de la asociación.

En la carta que nos dirige al anunciar la adjudicación de esta ayuda, Escalona Parrilla rememora el momento en que conoció nuestra iniciativa y el impacto que produjo en los hermanos:

Hubo un día en el que Carmen, la Presidenta de vuestra asociación, guiada sin duda por la mano de Ntra. Sra. De los Dolores, llamó a las puertas de nuestra Hermandad para contarnos los problemas a los que diariamente os enfrentabais para poder sacar adelante las numerosas iniciativas que lleváis a cabo, desde entonces, hemos prestado nuestra ayuda en la medida de nuestras posibilidades y hemos contribuido así a facilitar que esas actividades tan beneficiosas, se puedan seguir llevando a cabo.

Ante esta convicción y esta toma de conciencia por parte de la Hermandad del Cerro del Águila de Sevilla, ante esta ayuda y apoyo constante que nos muestran y se confirma año tras año, no podemos más que dar las gracias y asegurar que continuaremos realizando esta labor en las mejores condiciones posibles y con renovadas fuerzas.

Día Mundial de la Fisioterapia

Como cada 8 de septiembre, hoy celebramos el Día Mundial de la Fisioterapia.

La Confederación Mundial de Fisioterapia instituyó esta efeméride en 1996. Su objetivo era divulgar la importancia de su disciplina para la salud y la independencia de todas las personas. Para ello escogió este día por coincidir con el aniversario de su fundación, que había tenido lugar el 8 de septiembre de 1951.

Desde la Asociación de Terapias Ecuestres, queremos sumarnos a esta iniciativa, no solo por la importancia de la fisioterapia para la recuperación de todas aquellas personas que hayan sufrido algún tipo de lesión en músculos, huesos o tendones, sino sobre todo porque la mayor parte de nuestros usuarios sufre algún tipo de patología física.

La fisioterapia se convierte para ellos en una herramienta esencial para mejorar su salud y sus condiciones de vida día a día. Por eso, desde nuestra asociación queremos reivindicar que todos aquellos que lo necesiten tengan un adecuado acceso a este tipo de atención.

Mejor que nosotros lo explican estas dos compañeras neurofisioterapeutas, trabajadoras del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, que han colaborado con nuestra entidad:

Ellas son Anja Hochsprung, a la derecha, y Montserrat Altemir, a la izquierda, que ejerce también en su clínica privada. Montse además difunde la importancia de la fisioterapia a través de su programa de radio y hace unos años nos invitó a participar en una entrevista que puedes escuchar aquí.

Empieza el curso 2022-2023

Con el inicio del mes de septiembre, desde la Asociación de Terapias Ecuestres nos ponemos en marcha para tenerlo todo a punto en nuestro centro y empezar el próximo curso 2022-2023.

A lo largo de todo este nuevo curso trabajaremos con nuestros usuarios las disciplinas que ofrecemos habitualmente desde nuestra asociación:

  • Hipoterapia: realizar con el paciente sesiones de fisioterapia a caballo, aprovechando el beneficio del contacto con el cuerpo del animal y sus movimientos.
  • Equitación psicopedagógica: trabajar con los usuarios sesiones de psicopedagogía, para favorecer cuestiones como el desarrollo de las habilidades sociales, durante la práctica de la equitación.
  • Volteo psicopedagógico: ejercicios grupales a caballo para el desarrollo integral.
  • Equitación adaptada: práctica de este deporte, con las necesarias adaptaciones para facilitarla a aquellas personas con discapacidad, ya sea física, psicológica, sensorial o múltiple. Esta última se caracteriza por la presencia de diversos tipos de discapacidad.
  • Acercamiento al caballo: aproximar el caballo al usuario, cuando, por prescripción médica, el paciente no pueda montar ni disfrutar de otro tipo de terapia.

Podéis ver un ejemplo de la variedad de actividades que realizamos gracias a este vídeo:

Las sesiones individuales que ofrecemos están destinadas a cualquier persona con diversidad funcional, ya sea física, psíquica o sensorial. Según sus necesidades y situación personal, estos usuarios podrán desarrollar un tipo de actividad u otra y, a lo largo del proceso, serán guiados y atendidos permanentemente por nuestros especialistas. Nuestro objetivo será siempre mejorar sus condiciones de vida y obtener el mejor beneficio posible para su salud.

La fecha de inicio de las sesiones de equitación adaptada es el 6 de septiembre. El resto de actividades dará comienzo a partir del día 19 del mismo mes. Todas ellas se desarrollarán siempre en horario de tarde. Y para inscribirse es preciso contactar por correo (presidenta@hipoterapiasevilla.es) o por teléfono (670 06 59 56).

Hasta finales de este año 2022, este programa es posible, en parte, gracias al impulso de la Fundación ”la Caixa” y la Fundación Cajasol, que seleccionaron a nuestra entidad en la Convocatoria Territorial Andalucía 2021.

Nuestro trabajo con el grupo de pacientes de neurología

Desde 2017, la Asociación Hispalense de Terapias Ecuestres recibe un grupo de pacientes adultos del área de neurología. Se trata de enfermos crónicos que necesitan adaptar toda su vida a sus condicionantes físicos, así como a la evolución de sus dolencias. Son personas que a menudo viven largos ingresos hospitalarios para cumplir con las revisiones y tratamientos que requieren. Y al regresar a su vida cotidiana, se les hace imprescindible contar con un domicilio y un vehículo adaptados, una pauta de ejercicios supervisada por profesionales de la fisioterapia, así como atención constante y cuidados específicos.

Todas estas necesidades tienen un elevado coste, por lo que, desde nuestra asociación, agradecemos toda la ayuda posible que permita a estos pacientes acceder a nuestras terapias con el menor esfuerzo económico para ellos. De hecho, este es uno de los grupos con diversidad funcional que este año se favorece de la ayuda otorgada por la Fundación ”la Caixa” y CajaSol. Obtenida al haber resultado beneficiarios de la Convocatoria Territorial Andalucía 2021, esta ayuda ha permitido sufragar el coste que suponen los dos trabajadores empleados para esta actividad: un fisioterapeuta y un monitor de equitación.

Sin embargo, este año hemos conseguido que las familias no se vean obligadas a aportar ninguna cantidad para acudir a estas sesiones, gracias a la generosidad de unos amigos, que también son miembros de nuestra asociación. Decidieron donarnos los beneficios por las ventas de su cosecha de naranjas, tal como ellos mismos explican:

Se nos ocurrió la idea de las naranjas solidarias porque tenemos más naranjas de las que necesitamos y nos pareció una buena idea ponerlas al servicio de la asociación y así recaudar fondos para ella. Da un poco de trabajo repartirlas cada semana, pero siempre es agradable tener una excusa para ver a los amigos y llevarles unas buenas naranjas.

Durante todo este curso 2021-2022, este grupo ha estado compuesto por pacientes de esclerosis múltiple que han acudido a nuestras instalaciones dos mañanas al mes. Nuestro trabajo no es solo con ellos, sino también con sus cuidadores: progenitores, cónyuges, miembros de su familia o tutores, que acuden con los pacientes a las sesiones y se benefician de estas actividades.

Normalmente, las organizamos en tres partes. La primera de ellas es el trabajo con el caballo en la disciplina de hipoterapia, para que los miembros de este grupo puedan beneficiarse de los ejercicios físicos a lomos de nuestros animales. En ocasiones, cuando los pacientes no tienen el suficiente control de sus cuerpos, deben realizar estos ejercicios con un fisioterapeuta sentado tras ellos, para ofrecerles el apoyo y la sujeción suficiente, consiguiendo así que se mantengan alineados. Es lo que se conoce como «monta gemela».

Monta gemela

Cuando su patología está muy avanzada y el paciente tampoco puede practicar ya la monta gemela, nuestra fisioterapeuta le procura el acercamiento al caballo. A través de una breve charla, se le invita a expresar sus emociones y anhelos al animal, que tiene capacidad de escuchar y reaccionar al ritmo, al tono de su voz… Incluso, en el caso de que ya no pueda hablar, este proceso permite que el paciente se acerque al caballo con una actitud abierta y pueda sentirse confortado por el animal. A continuación, la fisioterapeuta toma su brazo para que el paciente pueda acariciar al caballo y sentir su temperatura y el suave tacto de su pelo.

A continuación, con la ayuda de sus cuidadores, los pacientes realizan ejercicios de respiración y estiramientos sobre colchonetas, al aire libre.

Pero no son los únicos: también los cuidadores reciben a continuación, en la tercera parte de nuestras actividades, sus correspondientes cuidados. Son personas que, sin haberse formado específicamente como profesionales de la salud, apartan las limitaciones de sus rutinas y hacen un enorme esfuerzo extra para atender a sus familiares. Realizan con ellos un trabajo inmenso que consume su tiempo y energía, y que puede llegar a generarles enormes tensiones. Por eso sus cuidados también son imprescindibles. Los ejercicios que realizamos con ellos les sirven para aliviar el estrés y eliminar la rigidez muscular acumulada durante el cuidado de los pacientes. Además, les ofrecemos pautas para que sepan cómo atender de la mejor manera posible a los pacientes en casa.

Todo el trabajo realizado a lo largo del año requería una celebración de fin de curso a la altura. En esta foto podéis vernos a todos, pacientes y familiares, junto a miembros de nuestro equipo, disfrutando del día en la naturaleza.

Recibimos a los internos del Centro Penitenciario Sevilla I

El pasado 14 de junio recibimos la visita de siete internos del Centro Penitenciario Sevilla I, organizada por la Fundación Prolibertas, una institución de asistencia social y cooperación al desarrollo, que desde 2001 lucha contra la marginación y la exclusión social.

Una funcionaria de Sevilla I posa durante la visita del grupo al centro junto a la presidenta de la asociación, Carmen Goncet, y el técnico deportivo de hipoterapia, Fran Rodríguez.

Esta fundación trabaja mano a mano con los funcionarios del centro penitenciario para preparar algunas de las actividades de los internos en el exterior, enfocadas a trabajar su confianza en sí mismos y desarrollar su potencial. Sin embargo, la evolución de la pandemia de Covid-19 impidió sus salidas durante los primeros meses de 2022 hasta bien entrada la primavera. Fue entonces cuando pudieron acudir a nuestras instalaciones.

Esta actividad fue posible gracias a la financiación del Fondo Social Santa Ángela de la Cruz, una convocatoria de la Hermandad de la Amargura de Sevilla, de la que fue adjudicataria en 2021 la Asociación Hispalense de Terapias Ecuestres.

Para este grupo preparamos una visita acondicionada a sus necesidades específicas, como corresponde a los valores de nuestra asociación.

Por eso, diseñamos una serie de actividades enfocadas al disfrute de la naturaleza, el aprendizaje sobre las terapias ecuestres y la experiencia del trabajo con nuestros caballos.

Para las personas que viven internas en centros penitenciarios, actividades que nos pueden resultar tan simples y cotidianas como apreciar el canto de los pájaros o el colorido de las flores y plantas cobra una especial importancia. En esta fase de la actividad, les animamos a expresar sus emociones al respecto.

A continuación, les invitamos a conocer nuestras sesiones de hipoterapia. Para ello, les propusimos que uno de ellos asumiera el rol de un paciente con diversidad funcional, mientras el resto le asistía como auxiliar de terapias ecuestres. El objetivo era darles a conocer el día a día de estos pacientes, con sus problemas, su situación de dependencia y su necesidad de desarrollar la confianza en los demás para realizar cualquier tarea cotidiana. Durante la actividad, los internos fueron rotando para asumir por turnos este rol. Con ello pretendíamos que afianzaran su confianza en sí mismos.

A continuación, se implicaron en el cuidado de los caballos. Les contamos los beneficios que nos aportan a todos estos animales y les explicamos las razones de cuidarlos en semilibertad. Por su parte, ellos aprendieron a facilitarles la alimentación y a colocarles la cabezada de cuadra para conducir a cada caballo a su sitio.

La jornada se cerró con un picnic del que todos disfrutamos, acompañándolo con una amena charla.

En agradecimiento, los internos nos regalaron una de las cajas artesanas que elaboran bajo supervisión de su profesor de carpintería. La venta de estos artículos entre sus familiares permite a los reclusos recaudar fondos, que deciden destinar solidariamente a otros compañeros sin recursos para ayudarles cubrir sus necesidades. Un gesto altruista, apoyado en el trabajo constante de los funcionarios de Sevilla I, que aplaudimos desde nuestra asociación.

Nuestras sesiones con los miembros de la Asociación ADCA

En Sevilla Este, muy cerca de nuestras instalaciones, tiene su sede la Asociación Andaluza para la Rehabilitación e Integración Social de personas con Daño Cerebral Adquirido, Congénito y Enfermedades Neurológicas.

Esta institución surgió en 1998 para responder a las necesidades de las familias de personas que han sufrido daño cerebral adquirido. Gracias a esta iniciativa, estos pacientes, junto a los que padecen estas afecciones como consecuencia de patologías congénitas o enfermedades neurológicas, tienen a su disposición una Unidad de Día desde 2007.

El objetivo de todos estos esfuerzos es mejorar la calidad de vida de los afectados. Para ello, ADCA organiza diversas actividades de ocio, cultura y deporte, además de excursiones y visitas. Entre ellas, destacan las terapias ecuestres que ofrecemos en nuestra asociación.

Estos pacientes adultos de neurología acuden a nuestras instalaciones dos veces al mes para beneficiarse de nuestras sesiones de hipoterapia. Realizan actividades con el caballo dirigidas por una fisioterapeuta, que trabaja con ellos la lateralidad, el equilibrio, el tono muscular… De esta manera, esta actividad redunda en una mejora física para estos pacientes, al beneficiar su postura y equilibrio. Y, además, tiene efectos relajantes.

Pero las terapias ecuestres también les proporcionan beneficios a nivel psicológico y emocional: gracias a esta actividad, estas personas aumentan su confianza en sí mismos y su autonomía.

Este grupo está formado en la actualidad por seis personas y acude a nuestro centro desde el año 2019. Es otro de los grupos con diversidad funcional que se favorecen de la ayuda que la Fundación ”la Caixa” y CajaSol otorgaron a nuestra asociación como beneficiaria de la Convocatoria Territorial Andalucía 2021.