Clases de equitación durante las vacaciones de Navidad

Cada año por estas fechas, solemos hacer un campamento de Navidad, relacionado con la equitación y el cuidado de los caballos, para ofrecer actividades alternativas para los más jóvenes, puesto que no tienen clases.

Este año, dada la situación no podemos ofrecer un campamento por la necesidad de mantener la distancia de seguridad entre los asistentes. Por ello, como alternativa ofrecemos clases individuales de equitación, donde si podemos garantizar que se toman todas las medidas de seguridad. En ellas, se trabajará la equitación y el cuidado de los caballos, según se detalle en el cartel que sigue.

5 de diciembre Dia del Voluntariado

Hoy 5 de diciembre celebramos el Día del Voluntariado. Los voluntarios han sido siempre esenciales para el funcionamiento de esta asociación. Siempre han contribuido tanto como auxiliares en las sesiones, aportando seguridad, interactuando con los usuarios en ejercicios y juegos, como en el cuidado de los caballos, y el mantenimiento del centro de terapias ecuestres.

Una consecuencia de la pandemia es que nos hemos visto obligado a restringir su participación por las medidas tan estrictas de seguridad que nos vemos obligados a aplicar. Este año no hay programas de voluntariado con la universidad porque se han suprimido las prácticas. Hemos suprimido la participación de los voluntarios en las sesiones de terapia para minimizar los contactos con nuestros usuarios, que son muy vulnerables.

A pesar de esas restricciones tenemos muchos voluntarios deseando ayudar en las tareas que aun se pueden realizar, como cuidado de los caballos, jardinería, mantenimiento del centro, etc. Eso también nos permite disfrutar del contacto con los caballos y estar en la naturaleza.

Todos colaboran en la medida de sus posibilidades. Es muy importante sentirse útil.

Con esta nota queremos dar unas inmensas gracias a tantos voluntarios que han contribuido y contribuyen a que nuestra labor se pueda seguir desarrollando y el centro siga mejorando sus instalaciones.

3 de Diciembre Dia de la Discapacidad

Nuestra asociación se acoge a este día, ya que atiende a personas con una gran diversidad funcional. Personas con afectación física, psíquica y sensorial.

Son personas que en estos tiempos tan difíciles, además de las consecuencias de la enfermedad, sus diferentes afectaciones y limitaciones, tienen que afrontar las consecuencias de los confinamientos, la limitación de movilidad y restricciones de horarios, cierre de determinados centros y residencias que ofrecen un entorno en el que relacionarse con otras personas, formarse, encontrarse con compañeros, y un respiro para las familias.

Significa que se rompen las rutinas para personas, para las que son esenciales, porque le dan un contexto que les resulta muy necesario, y en los casos más graves, especialmente cuando hay afectación intelectual, suponen importantes trastornos de comportamiento del afectado y que también repercuten en las familias. Eso ocurre día tras día, y sin perspectivas de cuando puede terminar. Los más gravemente afectados son los grandes olvidados en esta pandemia, y no hay para ellos nada que reemplace todo lo que han perdido.

Es por eso por lo que hemos decidido reabrir nuestro centro, por darles una vía de escape, la oportunidad de ver, tocar y abrazar a los caballos. De sentir el sol y el aire en la naturaleza. De saludar a sus amigos los monitores. Con las medidas de seguridad tan drásticas que tenemos que aplicar, tenemos que espaciar las sesiones y podemos atender a pocos usuarios cada día, mientras que los gastos son los mismos. No sabemos como vamos a resistir en estas condiciones ya que esto genera un déficit económico, pero necesitamos ofrecerles esta posibilidad cuando tantas puertas se cierran.

Fundación la Caixa beca 8 usuarios

La Fundación la Caixa ha vuelto a becar a 8 de nuestros usuarios, personas con afecciones neurológicas, y con pocos recursos, para que puedan seguir disfrutando de las terapias ecuestres durante esta temporada, como ya ocurrió la temporada pasada.

Agradecemos la confianza de la Fundación la Caixa, que permite que estas personas continúen recibiendo estas terapias tan beneficiosas para ellas, en un momento como el actual, en el que tantas actividades están restringidas y hay pocas oportunidades para que estas personas tengan un contacto directo con animales y con la naturaleza.

Nuestros usuarios IV

Hoy os presentamos otros dos usuarios.

En estas imágenes se ve por un lado la confianza del usuario, ante un animal mucho más grande que un niño por ejemplo, o de una persona con limitaciones en la movilidad. Y por otra parte se aprecia lo pacífico que es el caballo, se le ve relajado y confiado. Aunque los monitores siempre están dispuestos y atentos, no necesitan sujetar al caballo con firmeza. Después de muchas horas de entrenamiento saben que pueden confiar en él.

La relación con el caballo solo la comprendemos basada en el respeto y la confianza.

Nuestros usuarios(III)

Cada persona tiene unas condiciones y unas necesidades diferentes. En cada caso, la capacidad de comunicación y conexión con el caballo adopta una forma diferente. Incluso depende del día, y del estado de ánimo. Respetamos esa relación. No siempre la sesión de terapia consiste en montar a caballo. En ocasiones, consideramos que un acercamiento al caballo y una conexión con el animal es suficiente, o dedicamos más tiempo a ese acercamiento y no tanto a la monta.

La relación con el caballo es muy sutil. Los caballos son muy sensibles y perciben perfectamente nuestro estado de ánimo y muchas veces observamos que se adaptan a él. A su vez, el caballo tiene una actitud y un carácter que influye en nosotros.

El caballo no nos juzga, cualquiera puede acercarse a él con una actitud amistosa y siempre será bien recibido. No necesitamos demostrar nada al caballo. Y se crea un espacio para el silencio, y la mirada, mientras nuestra mano no puede evitar rascar el cuello del animal.

Nuestros usuarios(II)

Cuando nos acercamos al caballo, lo primero que hacemos es saludarle. Dejamos que nos huela. Los caballos se reconocen por el olor.

Después le acariciamos para mostrarle que confiamos y para tranquilizarle. Y una golosina como una zanahoria siempre es bien recibida.

Están entrenados para que no se asusten de un elemento extraño como la silla de ruedas. Ya no es extraño para ellos, están acostumbrados.

Cada persona se aproxima al caballo con una actitud diferente, y el caballo, que es muy sensible y se adapta a nuestro comportamiento.

Y cuando termina la sesión, siempre nos despedimos del caballo. Como un buen amigo al que pronto volveremos a ver.

Nuestros usuarios(I)

Hoy queremos poner el foco en la experiencia que tienen nuestros usuarios. Los auténticos protagonistas de lo que hacemos.

Cuidamos mucho la relación del usuario con el caballo. Buscamos que se base en la confianza. Los caballos son extremadamente sensibles y perciben cómo nos encontramos. Adaptan su comportamiento a la persona con la que se encuentran y para ello solo es necesario darles su espacio, su tiempo para que confíen y se acerquen. A veces nos tomamos un tiempo para que nuestros usuarios simplemente sientan al caballo. Como respira, el calor, la suavidad de su pelo. Es un ser vivo.
Estar tumbados sobre el caballo, que espera pacientemente, y mientras contemplar el cielo, las nubes, sentir el aire, es para personas que necesariamente están confinadas, un regalo que no tiene precio. Y eso provoca reacciones en estas personas que no pueden sino devolver todo el afecto que les da el caballo. Es bonito ver la sonrisa y el abrazo espontáneo que provoca su presencia.

Y muchas veces, todo ello se desarrolla en un bonito silencio.

Inicio temporada 2020-2021

Queridos amigos, tras sopesarlo mucho, hemos decidido iniciar la temporada de sesiones de terapias ecuestres a primeros de octubre.

Por un lado, hemos trabajado en protocolos que nos den la mayor seguridad posible tanto a los usuarios como a los trabajadores y voluntarios en el centro. Esa ha sido una cuestión esencial para nosotros. Hemos reducido las sesiones simultaneas, de forma que se reduzca la coincidencia en el centro de los usuarios, y además de aplicar las medidas de protección en las personas, también se desinfecta por cada sesión el material de equitación, y se desinfecta frecuentemente las areas comunes como merendero, sala multiusos, servicio adaptado, etc.

Por otra parte entendemos la necesidad de muchos usuarios de realizar las sesiones, y recuperar el contacto con el caballo, la naturaleza y los monitores. Para muchos, tras tanto tiempo de confinamiento, forzado durante el estado de alarma, o voluntario cuando se trata de personas con una alta vulnerabilidad, esta es una oportunidad de disfrutar en un entorno controlado y seguro de una salida a la naturaleza y nuestros compañeros los animales.

También nos preocupa asegurar la viabilidad futura de la asociación. Como ya sabéis nuestra asociación tiene necesariamente unos gastos fijos haya o no sesiones, y habitualmente nos preocupamos de conseguir reservas mediante eventos benéficos o rifas, para cubrir los gastos de los periodos sin ingresos cuando no hay sesiones, en los meses de verano. Como podréis imaginar, el periodo de confinamiento más el verano, sin sesiones ha supuesto una exigencia importante para nuestras reservas.

Por todo lo anterior, y buscando controlar los riesgos, hemos decidido comenzar las sesiones de forma que nuestros usuarios puedan disfrutar de este servicio, mientras las circunstancias lo permitan.

5 caballos necesitan vuestra ayuda

Una buena amiga de la asociación, Maria Lourdes Sofia Riggott, ha organizado una campaña para obtener fondos para nuestra asociación. Como la ha enfocado a familia y amigos de su pais de origen, ha incluido un texto en inglés que os traducimos a continuación. Os invitamos a participar en esta campaña:

Enlace a la campaña

Permíteme presentarlos, se llaman Macareno, Luce, Gitana, Flamenco, Juanita.

Somos una asociación sin ánimo de lucro, que damos servicios de terapias ecuestres a personas con discapacidad física, psíquica y sensorial para ofrecerles una mayor calidad de vida.

Debido a la covid-19, hemos permanecido cerrados, y por tanto sin ingresos, durante los últimos 6 meses y nos estamos quedando sin recursos económicos. Solo nos queda para un mes hasta que se acaben.

Estos caballos han ayudado al colectivo con diversidad funcional y ahora necesitan tu ayuda. Los fondos que se obtengan irán destinados íntegramente a la alimentación y cuidados de los cinco caballos, incluyendo cobertura del seguro, gastos de veterinario y el cuidador de los caballos.

Cada caballo supone un coste de 320€ al mes, lo cual supone un total de 1600€ al mes. Nos gustaría cubrir un año completo ya que de otro modo no pensamos que podamos mantener la asociación, puesto que el colectivo con diversidad funcional presenta un alto riesgo ante la covid-19 y en su mayoría necesitan mantenerse confinados por su seguridad.

Nos gustaría mantener la asociación funcionando hasta que los usuarios puedan volver a recibir nuestros servicios sin ningún riesgo.

Por favor, ayúdanos a mantener estos maravillosos animales que han sido entrenados para hacer unas increibles mejoras en nuestros usuarios.

Me duele el corazón cuando veo a los caballos esperando a que sus amigos usuarios vengan y se reunan con ellos, y ellos no pueden venir.

Muchas gracias.

Hagamos que este sueño se haga realidad.

Maria Lourdes Sofia Riggott